jueves, 4 de mayo de 2017

Aspectos de la mortandad perinatal de corderos

Cuando nos referimos a la mortandad perinatal hay que tener en cuenta que es la principal pérdida de corderos en nuestros sistemas ganaderos ovinos patagónicos. Las primeras 72 horas luego de haber nacido el cordero es el momento más crítico para su supervivencia.
Es de importancia tener en cuenta este tipo de pérdidas para ser eficientes dentro de los establecimientos, detectar las posibles causas y soluciones alternativas. Distintos trabajos experimentales en Patagonia, estiman valores de mortandad perinatal entre el 10% al 30% de los corderos nacidos vivos, es un valor que no puede ser desestimado en el manejo de nuestras majadas.
 Una de las principales causas son las condiciones climáticas desfavorables en el momento de la parición de las ovejas; situaciones de frío intenso, lluvia, viento y/o nieve, pueden provocar gran cantidad de mermas de corderos recién nacidos. Minimizar estos factores climáticos adversos tratando de ejecutar en lo posible un manejo de pariciones controladas en potreros chicos con reparos como cobertizos y la utilización de cortinas rompe vientos son alternativas factibles a tener en cuenta. También manejar la época del servicio teniendo en claro que el comienzo de la parición sea a la salida del periodo invernal es una buena alternativa.
La alimentación de la oveja preñada en el último tercio de la gestación es otro factor de gran importancia, una oveja con deficiencias nutricionales en este periodo va a priorizar su vida antes que la de su cría, muy posiblemente abandone el cordero. La oveja en esta etapa tiene altos requerimientos alimenticios, es aconsejable adjudicarles los cuadros del campo con mayor disponibilidad forrajera y de ser necesario planificar una suplementación estratégica.
Cuando llega el momento de la parición en los sistemas extensivos ovinos típicos de Patagonia tender a realizar manejos semi-intensivos o intensivos, de ser posible, minimiza las muertes perinatales. Los encierros programados, la observación y asistencia del parto son de gran ayuda, la intervención se requiere en situaciones de partos múltiples o en borregas de primera parición.
Tener en cuenta y abordar estas principales causas de pérdidas de corderos en la parición, junto con otros problemas como los depredadores y la sanidad general de la majada, van a contribuir a aumentar los porcentajes de señalada y ayudar a que la ecuación económica cierre mejor. 



         

No hay comentarios:

Publicar un comentario