lunes, 8 de abril de 2019

Claves para la producción ovina extensiva


Para alcanzar sistemas ganaderos ovinos eficientes y sustentables en el tiempo se pueden aplicar herramientas disponibles, algunas pueden ser de bajo costo y otras no tanto, pero todos los puntos claves que se van a describir en este texto contribuyen al punto de mejorar la rentabilidad ganadera.
-El recurso forrajero existente en el campo debe ser conocido y tenido en cuenta para la posterior toma de decisiones de manejo de la hacienda lanar. Ejecutar y tener disponible una evaluación de pastizales todos los años es primordial, el monitoreo de la evolución del pastizal natural permite elaborar un plan de pastoreo acorde a las posibilidades. La planificación del “descanso” de cuadros en el campo, la variación de cargas y tiempo de pastoreo, la adjudicación de cuadros de acuerdo a la categoría animal y estado nutricional, el periodo de parición, son aspectos que sin dudas si se los hace de forma adecuada van a mejorar los índices productivos.
-La distribución y disponibilidad del agua debe ser adecuada en cuanto a las dimensiones del establecimiento agropecuario, el acceso al agua tiene que ser libre para la majada y apta para consumo animal. Una situación apropiada es que existan bebidas de agua de calidad a menos de 2000 metros aproximadamente en cualquier parte del campo, la distribución de este recurso influye en las áreas de pastoreo y hábitos de consumo forrajero.
-La esquila recomiendo que sea preparto, lo ideal sería por lo menos 30 días antes de comenzar la parición. Con este tipo de esquila se logra mejor calidad de la fibra, resistencia y rendimiento. La oveja llega con una mejor condición al parto, por lo tanto se producen menores pérdidas de corderos. 
-Realizar manejos diferenciales de los animales logra mejores resultados reproductivos, efectuar prácticas nutricionales como la suplementación estratégica es una buena herramienta. Alcanzar una condición corporal mayor a 3 en los reproductores machos y hembras en el servicio va a mejorar el índice de preñez, como así también tener a las hembras preñadas con una condición corporal mayor a 3 al momento del parto va a favorecer los índices de parición y destete. 
-Revisar clínicamente los carneros todos los años antes del servicio es una práctica necesaria, además la edad de los carneros debe ser entre 2 y 6 años para obtener resultados aceptables. El porcentaje de carneros tiene que ser adecuado a la cantidad de ovejas y a las dimensiones del establecimiento productivo. 
-En cuanto a la genética a aplicar, características como la conformación carnicera, precocidad, fertilidad, aptitud materna y calidad de la lana son puntos a destacar para mejorar las majadas patagónicas. Hoy hay que buscar merinos lisos, sin arrugas, descubiertos, con buena musculosidad, ovejas de buen porte, animales que aseguren una aceptable reposición.
-En la estructura de la majada también es necesario hacer hincapié, la mayor proporción de animales deben ser ovejas con menos de cinco servicios, asimismo el reemplazo de carneros alrededor del 25% y es recomendable que la gran mayoría de los machos nacidos se vendan al momento del destete (aproximadamente 100 días).
-Adecuar un plan sanitario de acuerdo a las necesidades de cada campo es primordial, no hay que aplicar productos veterinarios en forma sistemática sino ejecutar un plan sanitario anual observando las problemáticas que se presentan en la zona.
-Por último tener un plan de control de predadores es fundamental, por el hecho de que reduce las pérdidas por mortandad animal. 
   





martes, 15 de enero de 2019

Mercado del ovino 2018 en Chubut


Evolución mes a mes del precio promedio de venta del ovino adulto con destino a faena en la provincia de Chubut, Patagonia Argentina





Evolución mes a mes del precio promedio de venta del cordero liviano con destino a faena en la provincia de Chubut, Patagonia Argentina




A modo de comentario hay que mencionar que en la provincia de Chubut  el precio por kilo pagado al productor todos los años en general tiene una tendencia a la baja en verano/principio de otoño por la mayor oferta de hacienda ovina disponible. Del mismo modo se notan valores monetarios más elevados en invierno/principio de primavera por la menor oferta de animales ovinos con destino a faena, ya sea categorías tanto como capones y ovejas (adulto) o corderos.
La demanda año a año se puede decir que en ningún mes sobrepasa a la oferta, concientizar y promover el consumo de carne ovina es una tarea pendiente por parte de toda la cadena ovina y organismos privados y públicos, vale recordar que Chubut es la provincia con mayor stock ovino de la Argentina.  

miércoles, 30 de mayo de 2018

La apertura del mercado asiático visto desde la Patagonia


En el transcurso de este año se iniciaron tratativas y diversos acuerdos para la exportación de carne bovina y ovina a China y Japón desde la región patagónica. Este avance de negociaciones avizora una excelente e imperdible oportunidad para nuestra zona. Estos países asiáticos están interesados en la carne de origen patagónico por el estatus sanitario, la Patagonia es libre de fiebre aftosa sin vacunación.
Las provincias argentinas que cuentan con esta característica ganadera son las que se sitúan al sur de la barrera sanitaria del Río Colorado. Estas son Neuquén, Río Negro, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego. Pero asimismo, desde mi punto de vista, no se puede abordar el tema de una forma muy general, porque las provincias patagónicas se encuentran en distintas situaciones productivas actualmente.
La provincia que se encuentra con las negociaciones más avanzadas hoy por hoy para exportar es Río Negro. Tiene un stock bovino considerable y en crecimiento para esta operatoria, hay que tener en cuenta que la oferta exportable debe persistir en el tiempo, de poco servirá si el volumen de carne es muy discontinuo.
A comienzos de este año directivos de empresas japonesas importadoras de alimentos visitaron las instalaciones del frigorífico Fridevi, en las afueras de la localidad de Viedma. Esta planta faena aproximadamente 6.000 bovinos al mes producidos en establecimientos ganaderos libres de aftosa sin vacunación.
En referencia a la provincia de Chubut, que posee la mayor cantidad de existencias ovinas en nuestro país, la situación es, por lo pronto, más compleja para abastecer a estos mercados con carne ovina. Años de sucesivas sequías en zonas ganaderas han mermado fuertemente los stocks ovinos, bajas señaladas y baja reposición de hembras. Primero es necesario apuntar a consolidar los sistemas productivos, tratar de recuperar el número de existencias más rápidamente es un gran desafío.
En Chubut solo el frigorífico Hermoso ubicado en la localidad de Comodoro Rivadavia tiene habilitación para exportar carne, las demás plantas de faena en la provincia la mayoría no poseen las instalaciones acordes para esta operatoria y otras firmas de la industria cárnica no se han interesado en el cumplimiento de trámites de las normas exportadoras.
Con respecto a Santa Cruz, esta provincia actualmente exporta aproximadamente 1.500 toneladas de carne ovina al año, con destino a países de la Unión Europea, Medio Oriente y Brasil. Aumentar este saldo exportable en el mediano plazo para entrar en el mercado asiático se presenta como un reto alcanzable por la estructura de las majadas santacruceñas.
Como comentario final, se presenta una ocasión inmejorable para aprovechar la apertura de estos mercados, pero también hay que ser realistas y tener en cuenta que esto no solo depende de las buenas intenciones de negociaciones económicas entre las partes intervinientes, sino además va a depender de lo eficiente que sean nuestros sistemas productivos ganaderos patagónicos.