martes, 7 de noviembre de 2017

El presente de las lanas patagónicas

El momento de nuestras lanas en los mercados se ve beneficioso y auspicioso, debemos ser inteligentes y eficientes en el manejo ganadero ovino para poder aprovechar esta circunstancia. Este año se han producido valores de venta muy aceptables de lanas preparto merino de excelente calidad, algunos lotes con precios record mayores a los 7 dólares.
La lana en el mundo se ha transformado en un producto con un nicho comercial relativamente pequeño, pero con una demanda constante por lo menos hablando de lanas con finuras menores a los 22 micrones. En contraposición, hay que remarcar que las lanas cruza fina y cruza por el momento tienen una baja demanda y tampoco sus precios son buenos.
Según la FLA (Federación Lanera Argentina), para la zafra 2017/2018 se estima una producción de 42.400 toneladas de lana en todo el país, siendo la provincia de Chubut la de mayor producción con 14.000 toneladas de lana sucia, seguida por Santa Cruz con 7.700. Estas provincias tradicionalmente productoras ovinas, están recuperando sus stocks laneros luego de varios años de pérdidas de existencias ovinas por causas principalmente climáticas.
La mayor producción mundial de lana la tienen Australia y China, aproximadamente estos dos países producen en total el 40%, Argentina solo produce el 2,2%. Las lanas de nuestro país se exportan en un 95%, el 52,5% sale peinada, el 5,5% lavada, el 34,7% sale como lana sucia y un 7,3% como subproductos industriales.
Remarcando el punto de ser eficientes en la producción ovina, se nota que la demanda mundial de lanas avanzó en cuestiones más exigentes en relación al origen del producto. Pautas de bienestar animal en los principales trabajos como el arreo de la hacienda, la esquila, el descole y la señalada cobran mayor importancia. Por otro lado también apuntar a distintos tipos de normas de certificación de lanas produce algún beneficio económico a la hora de vender el producto.  



jueves, 19 de octubre de 2017

La oportunidad en el guanaco

Este último año se ha avanzado en el tema de la explotación del guanaco en Patagonia, principalmente en la provincia de Santa Cruz. En mi anterior publicación sobre el guanaco (El guanaco (Lama guanicoe) en Patagonia) me planteaba si teníamos que ver a esta especie como una alternativa productiva en nuestra región. Sin dudas que estamos en el comienzo de un plan de manejo integral que nos puede dar grandes beneficios productivos y económicos.
En Santa Cruz luego de largas gestiones entre entidades rurales, gobierno nacional y provincial, el mes pasado se comenzó a comercializar la carne de guanaco, con los correspondientes controles de SENASA. Se está vendiendo en algunas carnicerías de la provincia con buena aceptación entre los consumidores, también se habilitó el transito federal habiendo demandas futuras por parte de la gastronomía de Buenos Aires.
En esta primera experiencia organizativa, se autorizó la comercialización de 200 animales, que son aproximadamente entre 4 y 5 toneladas de carne sin hueso.
Además se habilitó la exportación, hay interés de países como Alemania, Francia, Holanda y Bélgica, esta carne “exótica” es magra y baja en colesterol.

Como observación, considero que la iniciativa de Santa Cruz de explotar la carne de guanaco además de la fibra, debe ser tomada como una buena posibilidad de apertura de mercados y aprovecharlo como ejemplo para las demás provincias de la región patagónica. Se estima una población de 3 millones de cabezas de esta especie en Patagonia, habiendo aumentado exponencialmente en los últimos años en detrimento de las cabezas ovinas, provocando una fuerte competencia entre especies. 

           
Imagen: CRA

lunes, 4 de septiembre de 2017

Ecografías en ovinos

La realización de ecografías en la producción ovina permite obtener diagnósticos de preñez relativamente tempranos y número de fetos. Esto ayuda a planificar, si lo requiere, un manejo diferencial de los vientres ovinos. Por ejemplo asignación de cuadros de pastoreo, suplementación, o venta de ovejas vacías.
La imagen que se identifica en la pantalla de un ecografo tiene dos dimensiones (alto y ancho) y se ve en dos colores (blanco y negro). Los huesos del feto se distinguen en blanco y los líquidos en negro.
En la ecografía transabdominal se coloca y presiona el transductor con un gel en la pared abdominal, del lado izquierdo o derecho, por delante y arriba de la ubre.
Se recomienda que el animal este sentado sobre sus miembros posteriores y es aconsejable que las ecografías se efectúen después de los cuarenta días de gestación para obtener un diagnóstico certero.


domingo, 6 de agosto de 2017

Día del Ingeniero Agrónomo y Médico Veterinario

En la Argentina se conmemora el 6 de agosto porque en ese día de 1883 se iniciaron los estudios en el Instituto Agronómico Veterinario de Santa Catalina, provincia de Buenos Aires.
En 1890 fue trasladado a la ciudad de La Plata, para funcionar como Facultad de Agronomía y Veterinaria.

Cordiales saludos a mis colegas.