lunes, 4 de septiembre de 2017

Ecografías en ovinos

La realización de ecografías en la producción ovina permite obtener diagnósticos de preñez relativamente tempranos y número de fetos. Esto ayuda a planificar, si lo requiere, un manejo diferencial de los vientres ovinos. Por ejemplo asignación de cuadros de pastoreo, suplementación, o venta de ovejas vacías.
La imagen que se identifica en la pantalla de un ecografo tiene dos dimensiones (alto y ancho) y se ve en dos colores (blanco y negro). Los huesos del feto se distinguen en blanco y los líquidos en negro.
En la ecografía transabdominal se coloca y presiona el transductor con un gel en la pared abdominal, del lado izquierdo o derecho, por delante y arriba de la ubre.
Se recomienda que el animal este sentado sobre sus miembros posteriores y es aconsejable que las ecografías se efectúen después de los cuarenta días de gestación para obtener un diagnóstico certero.